Cuadrado Cano, Manuel

administracionfpi

Cuadrado Cano, Manuel

Cargo: Militante de la organización clandestina en Sevilla

Nacimiento: [1890-1891], Badolatosa, provincia de Sevilla

Fallecimiento ?

Biografía:

Industrial. Miembro de la UGT de Corcoya-Badolatosa (Sevilla), de la que fue presidente. Alcalde del ayuntamiento de dicha localidad. Al triunfar el golpe de Estado de julio de 1936 marchó hacia la zona republicana, donde fue dirigente de la Federación de Trabajadores de la Tierra de la UGT en Úbeda (Jaén). Finalizada la guerra civil fue detenido, siendo condenado a 12 años de reclusión en Consejo de Guerra celebrado el 1 de mayo de 1940. Estuvo internado en las prisiones de Sevilla, El Puerto de Santa María (Cádiz) y desde el 28 de septiembre de 1940 hasta el 23 de diciembre de 1942, que salió en régimen de prisión atenuada, en la cárcel de Astorga (León). En diciembre de 1940 tenía 49 años. Residió en Sevilla, donde estableció una lechería en la Avenida de la Cruz Roja y se incorporó a la organización socialista clandestina que se reunía por esas fechas en la taberna del “Gallego” en el barrio de La Viña y en el bar Las Navas en la calle San Pablo. Formó parte del primer Comité del PSOE y de la UGT de Sevilla constituido en 1943, junto a Antonio Moreno Andrade, Antonio Hombrado Padilla, Juan Izquierdo, Recaredo Sandoval Lorite, Celestino Tejeiro Jiménez y Manuel Villa Tello. Fue detenido el 16 de enero de 1947 e internado en la prisión provincial de Sevilla el día 23 de ese mismo mes. Estuvo implicado en la redada que desarticuló al grupo de antifranquistas que intentaban poner en marcha el Comité de la Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas en Osuna (Sevilla). Él tenía relación con Manuel Delgado Castro, que era quien recibía la propaganda socialista en dicha localidad. Las declaraciones de éste le desvincularon de “la trama”, por lo que fue puesto en libertad el 22 de marzo siguiente.

Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes:

AGA/Alcalá de Henares (Prisiones); J.M. GARCÍA MÁRQUEZ. La UGT de Sevilla…, pp. 179, 180, 227, 237, 252, 262, 263, 357 y 392