Historia de la Fundación Pablo Iglesias


Image

Entrada principal del Archivo y biblioteca de la FPI en calle Colegios,7, Alcalá de Henares, donde se ve la réplica, realizada por el escultor José Noja, del Busto de Pablo Iglesias del Monumento del Parque del Oeste.


Image

Depósito del Archivo y Biblioteca de la FPI donde se almacena parte de la hemeroteca que posee el archivo y algunos objetos históricos

La actual Fundación Pablo Iglesias se creó en 1977, respondiendo al viejo sueño de los socialistas españoles de procurarse una institución cultural para homenajear al fundador del PSOE y la UGT, con la finalidad de difundir el pensamiento socialista y fomentar el conocimiento de su historia.

Los antecedentes históricos de la Fundación Pablo Iglesias se remontan a enero de 1926, cuando la Sociedad de Obreros Albañiles “El Trabajo” de Madrid celebró una Junta Extraordinaria en la que se trató su contribución al homenaje a Pablo Iglesias, fallecido el 9 de diciembre de 1925, que en aquellos días se organizaban por diversas entidades socialistas. Entre los acuerdos adoptados se decidió “…adquirir por suscripción pública nacional un edificio, que se denominará Fundación Pablo Iglesias, el que tendrá por objetivo difundir sus ideas en salón de conferencias, biblioteca, imprenta, redacción y administración de El Socialista …”.

Pronto la idea de la Sociedad “El Trabajo” contó con el respaldo de la Federación Local de la Edificación y del Comité Nacional de la Federación de la Edificación y, ya en febrero de 1926, se creó la Comisión Organizadora provisional, constituida definitivamente en 1927. En 1932 la Comisión Ejecutiva del PSOE decide tomar las riendas de la Fundación Pablo Iglesias.

La necesidad de dotar de una nueva rotativa a El Socialista y favorecer su influencia en el movimiento obrero ante la nueva situación política producida con la instauración de la República, y el volumen considerable del fondo de la suscripción pública, abierta en 1926 para adquirir un edificio, fueron factores decisivos en la decisión de la dirección del PSOE. A ello se sumó la donación realizada por Dámaso Gutiérrez Cano a la Fundación Pablo Iglesias de una finca situada en la calle Trafalgar de Madrid. El 14 de junio de 1932 se inscribe en la Dirección General de Seguridad la Institución Pablo Iglesias, en su reglamento se recogen los fines primitivos adoptados por la Sociedad de Albañiles “El Trabajo”. En el patronato de la recién legalizada institución, Francisco Azorín ostenta la representación de la Comisión ejecutiva del partido. Ese mismo año se inicia la construcción en la finca de Trafalgar del edificio de la Institución Pablo Iglesias.

El edificio, obra de los arquitectos Francisco Azorín y Gabriel Pradal, se alquiló, en diciembre de 1935, al Partido Socialista para alojar allí El Socialista y la Gráfica de El Socialista, posponiéndose los otros fines de la institución: salón de conferencias, biblioteca, escuela obrera, etc…Además de los locales ocupados por el periódico y la Gráfica, en una sala del edificio se expuso el despacho y la biblioteca de Pablo Iglesias, cedida a la fundación por su viuda Amparo Meliá.

Al finalizar la guerra civil, el régimen franquista se incautó de los bienes de las organizaciones del Frente Popular, entre ellos el edificio de la Institución Pablo Iglesias y de la rotativa de El Socialista donde se editó desde entonces el Boletín Oficial del Estado.

La idea de crear un centro dedicado a la difusión y al estudio de la historia del pensamiento socialista con el nombre de Pablo Iglesias, en recuerdo y homenaje al fundador del PSOE y de la UGT, se mantuvo durante los largos años de exilio y clandestinidad. Así en el exilio las organizaciones socialistas crearon en París un Centro de Estudios Pablo Iglesias y en México la Editorial Pablo Iglesias; en España, a principios de los años setenta, miembros de la FETE-UGT retomaron la iniciativa.

Image

Inauguración 1977, calle del Monte Esquinza, donde aparecen Alfonso Guerra, Felipe González, Luis Gómez Llorente, Willy Brandt, Enrique Moral, Carmina Vigili, Bruno Kreisky y Olof Palme.


Image

Vista de la Biblioteca de la FPI en calle Colegios, 7, Alcalá de Henares.


Image

Acto en la Fundación Pablo Iglesias en calle Monte Esquinza donde aparecen Carmina Vigili (Presidenta de la FPI), Enrique Moral Sandoval (Secretario de la FPI), Carlos y José Martínez Cobo, Carmen García Bloise, Miguel Boyer Salvador.

Después del XIII Congreso del PSOE celebrado en Suresnes en 1974, Francisco Bustelo, Secretario de Formación, propone la creación de la Fundación Pablo Iglesias. Asumida la propuesta por la nueva Comisión Ejecutiva, Felipe González, Alfonso Guerra y Francisco Bustelo dan instrucciones para habilitar recursos económicos para la adquisición de libros y empezar a reunir, en la clandestinidad, un fondo bibliográfico sobre el socialismo español bajo la dirección de Enrique Moral Sandoval.

Tras la muerte de Franco, el XXVII Congreso del PSOE celebrado en condiciones semilegales en Madrid en diciembre de 1976, aprueba la creación de la Fundación Pablo Iglesias, ocupándose el nuevo secretario de Formación, Luis Gómez Llorente, de su constitución definitiva.

El 15 de octubre de 1977, recuperadas las libertades democráticas, se inaugura oficialmente la Fundación con la asistencia, entre otros invitados, de Willy Brandt, Olof Palme y Bruno Kreisky, que se encontraban en Madrid en una reunión del Buró Político de la Internacional Socialista.

Coincidiendo con la inauguración de su sede en Madrid comenzó su andadura el Archivo y Biblioteca de la Fundación Pablo Iglesias con las funciones de recuperar la historia del socialismo español y ofrecer a la sociedad el acervo documental que el socialismo español ha generado a lo largo de su historia.

La guerra civil española y la represión franquista ocasionaron la destrucción, dispersión o confiscación de la gran mayoría de la documentación de las organizaciones obreras. Por ello, la labor prioritaria de nuestro centro, durante estos años, ha sido recuperar nuestros fondos documentales, requisito imprescindible para conocer nuestra historia, silenciada durante el régimen de Franco.

La Fundación Pablo Iglesias establece en sus estatutos los siguientes fines:

  • Favorecer la difusión del pensamiento socialista.
  • Recuperar y reunir la documentación histórica y actual del socialismo español.

Gracias a la generosidad de todos los donantes y a la política de recuperación documental los fondos documentales, bibliográficos y hemerográficos de la Fundación Pablo Iglesias superan con creces los propósitos iniciales de albergar la documentación del socialismo español, abarcando las diversas ideologías del movimiento obrero español convirtiéndose en un centro primordial para cualquier investigación sobre la situación social y política de España desde finales del siglo XIX hasta nuestros días.

La Fundación Pablo Iglesias ofrece a intelectuales, políticos y expertos un foro para la discusión de los aspectos técnicos y particulares a sus distintos ámbitos de investigación o actuación. Encuentros, jornadas, seminarios y cursos de formación específicos sirven para desarrollar ideas, esbozar perspectivas y explorar estrategias y sus posibilidades de aplicación. Con todo ello, la Fundación Pablo Iglesias contribuye a la creación de vínculos fuertes y efectivos entre distintos líderes políticos, intelectuales y organizaciones.