Guerra González, Alfonso

administracionfpi

Guerra González, Alfonso

Cargo: Miembro de la Comisión Ejecutiva del PSOE en el Interior (Sevilla)

Nacimiento: 31/5/1940, Sevilla, provincia de Sevilla

Fallecimiento ?

Biografía:

Ingeniero Técnico Industrial y licenciado en Filosofía y Letras. Nació en el barrio de Los Remedios de Sevilla, undécimo de los trece hijos de una familia trabajadora. Su padre era maestro de fundición en la fábrica de Artillería de Sevilla y su madre operaria de una fábrica cigarrera. Fue el único de los hijos que estudió becado en los Colegios del Moro y Miguel de Mañara, para después realizar Ingeniería Técnica Industrial y licenciarse en Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla. Desde 1964 a 1972 fue profesor en la Escuela Universitaria de Arquitectura Técnica y en la Universidad Laboral de Sevilla. Su gran pasión de juventud fue el teatro. Fue director de las compañías “Hora Primera” y “Esperpento”, con traducción y montaje de obras de Samuel Beckett, Sartre, Bertolt Brecht, Sófocles, Valle Inclán, etc. Además, fue promotor de la revista La Trinchera y colaborador de otras como El Balaustre, así como de la colección poética “El Bardo”. Su actividad política comenzó en su época universitaria al conocer a Alfonso Fernández Malo, hijo del dirigente socialista de Jaén Alfonso Fernández Torres que, después de salir de la prisión de Sevilla en diciembre de 1948, se quedó a vivir en dicha ciudad donde encabezó la organización socialista clandestina. En 1960 los dos jóvenes “Alfonsos” junto a otros compañeros constituyeron las Juventudes Socialistas en Sevilla. En el verano de 1962 viajó a Francia para asistir al Campo Escuela que el PSOE, la UGT y las JSE en el exilio organizaban en Carmaux (Tarn) donde se reunían jóvenes socialistas del interior y del exilio. Ese mismo año se incorporó al PSOE colaborando con Alfonso Fernández Torres en la extensión de la organización socialista en Andalucía. Conocido como “Andrés”. En 1969 fundó la librería Antonio Machado, de la que fue director. En el verano de este año comenzó el protagonismo en el socialismo español de los jóvenes socialistas andaluces que encabezaban Alfonso Guerra y Felipe González. Este, utilizando la credencial que le cedió Antonio Ramos Arguelles y con el “aval” de Alfonso Fernández Torres, asistió al Comité Director del PSOE celebrado en Bayonne (Francia) donde coincidió con Nicolás Redondo y Enrique Múgica que al año siguiente lo incorporaron a la Comisión Permanente del Interior. En el XI Congreso del PSOE en el exilio celebrado en Toulouse (Francia), en agosto de 1970, los sevillanos hicieron “bloque” con vascos y asturianos para reivindicar mayor peso del interior en la Comisión Ejecutiva del PSOE, comenzando así una nueva etapa en el permanente enfrentamiento entre interior y exterior por la dirección de las organizaciones socialistas. El punto de ruptura fue la publicación en mayo de 1972 de un pequeño artículo sin firma en El Socialista, del que era autor Alfonso Guerra, titulado “Los enfoques de la praxis”, que era crítico con la dirección del PSOE. En él se afirmaba que los socialistas tenían en ese momento dos objetivos que cumplir: la lucha contra el sistema capitalista que les oprimía y la lucha contra ciertas estructuras de su propia organización que amenazaban con la esterilización de sus acciones. El secretario general del PSOE, Rodolfo Llopis, exigió a los ejecutivos del interior una rectificación y una sanción para el autor del artículo, cosa que no se produjo. Ante esta situación, Llopis decidió aplazar el próximo Congreso del Partido previsto para el mes de agosto siguiente. Los ejecutivos del interior, y alguno de exterior, no aceptaron el aplazamiento y el XII Congreso se celebró en la fecha prevista en Toulouse, produciéndose la ruptura del PSOE. El Congreso eligió una Comisión Ejecutiva con mayoría de miembros del interior, con funcionamiento colegiado. Por su parte Llopis convocó para diciembre de ese año otro Congreso con lo que se materializó la escisión entre PSOE (Histórico) y PSOE (Renovado). El reconocimiento de este último sector por la Internacional Socialista en enero de 1974 dio el espaldarazo para la convocatoria del XIII Congreso del PSOE (Renovado) en octubre de ese año, celebrado en Suresnes-París (Francia), en el que Felipe González fue elegido primer secretario. El acceso a la dirección del PSOE por parte de este fue posible al no aceptar ese cargo Nicolás Redondo (que era el candidato con el apoyo unánime de la organización) por ser prioritario para él su trabajo al frente de la UGT. Entonces, las delegaciones de Vizcaya y Guipúzcoa decidieron apoyar a Felipe González, lo que Pablo Castellano denominó como “El Pacto del Betis”. Desde 1972, Alfonso formó parte de la Comisión Ejecutiva: como vocal de 1972 a 1974; secretario de Prensa e Información y responsable de la edición de El Socialista desde 1974 a 1976; secretario de Organización desde 1976 a 1979 y vicesecretario desde 1979 a 1997. Como miembro de esta, asistió al VI Congreso de las JSE en el exilio celebrado en un hotel en una de las playas de Sintra, en las cercanías de Lisboa (Portugal). Alfonso fue el artífice principal de la extensión del PSOE por toda la geografía española en los años previos a las elecciones generales de 1977. Con el horizonte puesto en unas futuras elecciones democráticas, en octubre de 1975 impulsó la creación en Madrid del ITE-PSOE (Instituto de Técnicas Electorales-Proyectos Sociales y Organización Empresarial) constituido por José Félix Tezanos, Roberto Dorado y Julio Feo, para dedicarse al estudio de los sistemas electorales en los países europeos y los métodos internacionales de movilización en las campañas electorales. Este mismo equipo fue en el que se apoyó para la organización del XXVII Congreso del PSOE, el primero celebrado en España desde la Segunda República, que con el lema “Socialismo es libertad” y con la asistencia de los principales líderes socialistas europeos (Brandt, Palme, Mitterrand…) se reunió en Madrid en diciembre de 1976. A partir de entonces, como secretario de Organización y responsable del Comité Electoral dirigió todas las campañas electorales del PSOE hasta 1996. Durante su etapa al frente del PSOE estableció un control férreo de la organización y su frase “el que se mueva no sale en la foto” equivalió en la práctica a la aplicación del “centralismo democrático” en la organización. Desde siempre, el “guerrismo” funcionó como una corriente dentro del PSOE, aunque esto se hizo más evidente a partir de 1991, cuando se produjo la “ruptura” con Felipe González a raíz de la salida del gobierno de Alfonso. Podría decirse que la “corriente” existió hasta el 35º Congreso del PSOE en 2000 donde, a pesar de tener su propia candidata a la secretaría general (Matilde Fernández Sanz), la “desviación” de votos “guerristas” hacia la candidatura de José Luis Rodríguez Zapatero posibilitó el triunfo de este sobre José Bono, el candidato del que podríamos denominar “sector felipista”. Fue diputado del PSOE por Sevilla en las Cortes Generales desde junio de 1977 hasta enero de 2015, siendo el diputado constituyente que más tiempo permaneció en el Congreso de los Diputados. En su labor parlamentaria fue presidente del Grupo Parlamentario Socialista (1977- 1982); miembro de la Diputación Permanente de las Cortes desde 1977 y presidente de las Comisiones Constitucional (2004–2011) y de Presupuestos (2011- 2015). En la elaboración de la Constitución de 1978 jugó un papel fundamental junto a Fernando Abril Martorell, vicepresidente del gobierno de la UCD. Ellos fueron los que resolvieron los “desencuentros” en los que se atascaron los siete ponentes constitucionales, pudiendo considerárseles como los “padres” de la Constitución, a igual nivel que los ponentes constitucionales. Durante los gobiernos presididos por Felipe González fue vicepresidente del Gobierno desde el 3 de diciembre de 1982 al 12 de enero de 1991, que se vio forzado a dimitir presionado por las actividades de su hermano Juan, cuando en diciembre de 1989, el alcalde de Barbate (Cádiz) inculpó a este en un caso de tráfico de influencias para conseguir la recalificación de unos terrenos en dicho término municipal. A partir de entonces fueron apareciendo más “irregularidades” de su hermano que finalmente le forzaron a dimitir como vicepresidente del Gobierno. En 1997, al dejar la Comisión Ejecutiva del PSOE, pasó a dirigir la Fundación Pablo Iglesias, de la que fue patrono desde 1977 y de la que fue presidente hasta 2017. En estos años al frente de la institución esta cobró una gran “visibilidad exterior” asociada a su popularidad mediática. Centró la actividad de la Fundación en la realización de exposiciones, entre las que destacaron: Pablo Iglesias, Exilio, El voto femenino, Carteles de la Guerra Civil, Transición, Ciudadanos, Negrín, Marín, El Socialista. Además, algunas de estas exposiciones se acompañaron de documentales coproducidos por RTVE (Pablo Iglesias, Exilio, Negrín). Importante fue también el proyecto de reivindicación y recuperación de la memoria y la documentación del exilio español de 1939 a través de la Cátedra del Exilio que durante diez años (2006-2016) financió el Banco Santander coordinando las actividades desarrolladas en este campo de investigación por las Universidades: Nacional Autónoma de México; Carlos III y Alcalá de Madrid; UNED y la Fundación Pablo Iglesias. Además, desde 1981 presidió la Fundación Sistema siendo el promotor de los “Encuentros internacionales anuales sobre El Futuro del Socialismo” y del Comité de Dirección de la revista del mismo nombre, publicada en once idiomas. Igualmente fue presidente del Comité de Redacción de la revista Temas para el Debate. Es doctor Honoris Causa por las Universidades Federico Villarreal de Lima (Perú) y Nacional de Asunción (Paraguay) y Medalla de Oro de la Universidad de Roma (Italia). Recibió la Orden del Mérito Constitucional y en 2011 fue nombrado hijo predilecto de Andalucía.

Obras: Partido Socialista Obrero Español. PSOE [con Felipe González] (1977); La democracia herida (1997); Diccionario de la izquierda (1998); Cuando el tiempo nos alcanza. Memorias 1940-1982 (2004); Dejando atrás los vientos. Memorias 1982-1991 (2006); Una página difícil de arrancar. Memorias 1991- actualidad (2013); La España en la que creo (2019)

Fotografía: Archivo fotográfico FPI

Fuentes:

Archivo PSOE (FPI); V. PREGO. Diccionario de la Transición.., pp. 333 a 346 ; M. A. MENÉNDEZ GIJÓN e I. FONTES. Quién es quién: sus señorías los diputados…, pp 384 a 390; S.de CÓRDOBA ORTEGA. Alfonso Guerra González; Testimonio Alfonso Guerra González (FPI)