La COVID-19 impulsa la necesidad de una renovación del multilateralismo

Naciones Unidas reclama la necesidad urgente de una renovación para hacer frente a los problemas sanitarios, económicos y climáticos comunes.

NUEVA YORK (18 de septiembre de 2020). En víspera de la 75ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Fundación de Estudios Progresistas Europeos y sus socios, entre los que se encuentra la Fundación Pablo Iglesias, han advertido de que la pandemia de la COVID-19, la próxima crisis económica y la emergencia climática, hacen que aumente la urgencia de poner mayor atención en la necesidad de una profunda reforma del sistema multilateral.

El trasfondo de la 75 sesión de la ONU es desolador: algunas potencias mundiales debilitan a sabiendas el multilateralismo, y la escalada de las crisis globales -sanitaria, climática y económica, entre otras- ha provocado un mayor deterioro del sistema de las Naciones Unidas creado a raíz de la Segunda Guerra Mundial. La pandemia de la COVID-19, la recesión económica y la emergencia climática han dejado al descubierto que los desafíos a los que nos enfrentamos actualmente son transnacionales y que solo se pueden abordar mediante una acción coordinada. Pero la brecha entre los desafíos que compartimos y la capacidad de la gobernanza mundial para afrontarlos sigue creciendo.

En este contexto, y con el fin de proteger y renovar el sistema multilateral, la FEPS y la Fundación Pablo Iglesias, entre otras entidades, han presentado un documento político en la conferencia “Unidos por un nuevo multilateralismo”, en el que se presentan propuestas para un multilateralismo nuevo, justo e inclusivo. El informe es el resultado del análisis realizado por expertos y expertas de todo el mundo especializados en la materia.

El acto ha contado con la presencia de Josep Borrel, Alto Representante de Asuntos Exteriores y Seguridad y Vicepresidente de la Comisión Europea; el premio Nobel Joseph Stiglitz; Fabrizio Hochschild-Drummond, asesor especial del Secretario General Antonio Guterres en la 75ª AGNU; y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, entre muchos otros y otras intelectuales y políticos.

“La pandemia de la COVID-19 y la crisis climática han puesto de manifiesto que nuestros desafíos van más allá de nuestras fronteras y que solo se pueden abordar mediante una acción coordinada. Además, el actual sistema de las Naciones Unidas, construido hace 75 años en un contexto muy diferente, ha demostrado no estar a la altura para poder hacer frente a los desafíos que el mundo plantea ahora. En estos momentos, nuestros problemas están interconectados y para ello se requiere de soluciones interconectadas, es decir, un multilateralismo nuevo, justo e inclusivo”, ha declarado la presidenta de FEPS, María João Rodrigues.

Un multilateralismo justo debería permitirnos eliminar la brecha entre los ganadores y perdedores de la globalización. Por ejemplo, la vacuna contra la COVID-19 debe ser un activo global que pertenezca a todos y no debería ser objeto de batallas entre países, como está sucediendo. La recuperación económica posterior a la COVID-19 también es una oportunidad para construir economías que implementen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y donde todos, incluidas las plataformas digitales y las corporaciones multinacionales, paguen la parte de los impuestos que les correspondan.

Este nuevo multilateralismo también debe ser inclusivo, alejándose de un sistema que mayoritariamente está centrado en Occidente y mirando hacia un nuevo horizonte que incorpore las voces de mujeres y hombres de todas las culturas, incluya a los países grandes y pequeños, organizaciones regionales y a la sociedad civil.

 

UNited For_Press Release_17092020

 

 

 

 

Evento relacionado: